miércoles, 5 de marzo de 2008

Schuster 0 - 1 Champions

Cuando era más pequeño y quería entrar en un a discoteca donde sabía que los porteros eran poco listos pero infranqueables, aprendí una cosa: al más mínimo gesto de duda en mi cara, me quedaba fuera. Desde entonces me estiro, les sonrío y les doy las buenas noches como si les conociera de su gimnasio, nunca falla. Hoy, mala imagen Schuster saludó a Spalletti mirándole a los cordones y poniéndole por delante a Gago, Diarra y Salgado. En bandeja. Estoy harto de ver perder partidos a entrenadores que se cagan. Le pasó al Sevilla ayer, y le pasaba en la época buena al Barsa de Cruyff, siempre ganaba el Madrid en el Bernabéu porque venía con el cagazo, como dice Gatti. Hoy el alemán ha vuelto a repetir con Gago y Diarra en el medio confiando en que la Roma no marcara y pescar algún golito de ningún delantero centro.
Lo que pasa es que cuando hay que remontar una eliminatoria, primero hay que marcar gol y luego defender. Se ha dado cuenta durante el partido y ha tenido que rectificar sobre la marcha. Diarra y Gago se estorban, no saben sacar el balón y roban los mismos los dos juntos que solos (Diarra ha robado 2 balones hoy y ha perdido 4!!!). No quiero ni hablar de Salgado porque los años que lleva en el club y la labor de vestuario que realiza merecen un respeto pero... buenas noches y buena suerte...
Esta noche no hubo ambiente de Champions. Faltaban la mayoría de los habituales de los domingos que prefirieron no pasar frío o guardar el dinero de la entrada para los cuartos. Se escuchó más a los italianos que al Bernabeu. La afición y los jugadores estaban como si en frente estuviera un Borussia o un Benfica. Falta de mentalización interna y externa.
Mereció pasar la Roma. Ha competido mejor en los dos partidos y es justo.
Schuster demuestra que tiene experiencia en la Liga, pero la Champions son palabras mayores. No hay excusas. Los italianos siempre nos pisan las chicas una vez dentro de las discotecas.

0 comentarios: