martes, 23 de septiembre de 2008

¿Y si falla el preparador físico?

En el Marca de hoy destacan que el Madrid lleva este año SIETE! lesiones muculares y otras dos óseas desde pretemporada. En este blog ya se puso en tela de juicio el trabajo de Walter di Salvo el año pasado cuando, justo en las fechas que más se jugaba el equipo, las lesiones dejaron fuera a jugadores importantes.
En esta semana ya han sido Gago y Guti los que han tenido que pasar por la enfermería prematuramente. En su descargo podemos aducir que el argentino llegaba de jugar con su selección y de un viaje transoceánico y el de Torrejón podía estar cargado debido al estrés produido por el desagradable episodio del acosador (el artículo de hoy ya recoge esa posibilidad, como yo escribí al final de mi último post), pero precisamente de eso es de lo que se tiene que encargar el preparador físico, de estudiar el estado de los futbolistas, valorar los riesgos y aconsejar o desaconsejar su entrada en el once titular. Después, ya es decisión del entrenador.
En el verano de 2007 se creó el Real Madrid TEC, con la intención de obtener unos resultados similares al del Milán, gracias a el cual sus jugadores han permanecido a un buen nivel, incluso a pesar de su avanzada edad. Di Salvo es el director de este centro, con un sueldo que ya quisieran para sí muchos jugadores de Primera, y hasta ahora los resultados, en mi opinión, brillan por su ausencia.
Lo mejor de esta semana son las declaraciones de Sneijder que se marca como objetivo para su regreso el día 5 de octubre, frente al Espanyol. De su lesión no culparemos a Di Salvo, sino al jugador del Arsenal Diaby, y llama la atención cómo el holandés le resta importancia a la dureza de la entrada, asumiendo que son cosas del fútbol. Esperemos que si él se ve envuelto en una situación igual de desagradable, los medios no le pongan a la altua del demonio como cuando Figo lesionó a César Jiménez.
Foto: gorinkai.com

0 comentarios: