domingo, 19 de octubre de 2008

¿Porqué son del Atleti?

Después de una bonita camianta por la Sierra de Cazorla, llegamos al bar donde nos habían dicho que ponían el partido. Íbamos trece, entre los cuales la mitad eran del Atleti o Barsa. Jugábamos fuera de casa.
Llegamos tres minutos tarde, con ese cosquilleo en el estómago que te dice que ya te estás perdiendo algo importante. En los derbis todo es importante. El año pasado lo vi en el Calderón y me encantó el colorido que le ponen en el previo los colchoneros. Es su partido del año y se nota. No escuché ningún canto de ánimo del Atleti, sólo antimadridistas... Me imaginaba algo así en la orilla del Manzanares también ayer, esta vez con más confianza en que este año sí, cada año lo mismo... Desde el coche escuchamos el primero de Van Nistelrooy y los cláxones sonaron hasta llegar al bar. Disfrutamos del golazo en la repetición.
El resto del partido fue la historia de los últimos años. El Atleti llegando con más pasión que cabeza y Casillas solventando con sobriedad cada arreón. Pepe estuvo muy serio todo el partido, El resto de la defensa más fallona que de costumbre. Alguien tiene que aconsejar bien a Ramos, le veo más pendiente de la foto o la jugada individual que de remar con el equipo, es el Robinho de este año...
Lleva toda la razón Schuster en que el árbitro se contagió del ambiente antimadridista del Calderón. En el gol de Raúl es comprensible el fallo, en el de Van Nistelrooy y su expulsión, no cabe explicación. En el penalti cabeceó como diciendo que si fuera por él no lo pitaba pero se iba a notar un poco... ("Siempre robando los vikingos", canta el Calderón todos los años...)
El gol de Simao hizo que se cayera el Calderón, por un momento me alegré por mis amigos atléticos y por mi cuñado... al final, para ellos, esos momentos son los que les hacen felices, a falta de títulos, disfrutan mucho más de un simple empate, un gol al Madrid que nosotros una Liga.
Esa compasión me duró poco. Enseguida había que empujar para que llegara el segundo. El Madrid echó mano de la confianza que da el escudo y al Atleti le volvió a entrar el susto. La actitud de jugadores y entrenador no es más que un simple reflejo del sentimiento de la grada: "Ojo, que estos cabrones nos la lían, como siempre..." debieron pensar los cincuenta mil, más los diez en calzoncillos...
Y la recompensa para el partidazo de Higuaín llegó en forma de penalti. He de reconocer que temí por él, porque esas responsabilidades son muy injustas, te hunden si las fallas mucho más que te consagran si van dentro. Lo tiró perfecto, haciendo gala de una madurez tremenda y la alegría fue doble, por mi Madrid y por el Pipita. Qué ganas de verle los próximos diez años... igual que De la Red, que volvió a cuajar un partido muy completo. Bien por Schuster por atreverse con él y su política de no forzar a los dudosos. Robben y Diarra tienen que darlo todo el martes.
La única cosa que he oído decir, con un mínimo de coherencia, a ese no-representante del madridismo que es Tomás Roncero fue, respondiendo a la pregunta: "¿Porqué ser del Madrid?". El herenciano dijo: "Porque se puede elegir", pues eso, pudiendo elegir, cómo hay gente que no es del Madrid?, no lo entiendo... El vídeo en el que lo decía, es de lo peor que he visto ultimamente. No sé porqué desde el As se empeñan en identificar las dos aficiones con estos dos pseudoperiodistas radicales que no tienen ni mucho menos una retórica admirable y, uno de ellos, no sabe ni hablar. El que etiquete así a las dos aficiones se ha quedado en la época de "Las Chicas de la Cruz Roja"...

0 comentarios: