lunes, 6 de octubre de 2008

Raúl, Burrull y Bostezos

Partido aburrido el de anoche. Odio los partidos a las 21 los domingos, cuando ya tienes encima el bajón de que mañana hay que madrugar y lo que más apetece es quedarte en casa con una mantita (que ya es necesaria) y una copita de vino. Los jugadores debieron pensar lo mismo, todos pendientes ya del viaje con sus selecciones, y ahí se hizo fuerte Raúl, que no se quita ese tema de la cabeza. Quedó claro en su segundo gol, en el que volvió a tirar de ese feo gesto de los pulgares hacia el dorsal, como si sólo jugara él, como si en el gol no hubiera intervenido nadie más (mal gesto de capitán).
El previo del partido ya fue bastante frío. La hora provocó que poquísimos autocares de peñas aparcaran en Concha Espina, las gradas más vacías que de costumbre y casi nula presencia de aficionados del equipo rival que, encima, es "amigo".
En los primeros 30 minutos no vi ningún sprint de un jugador madridista, todos al "trán trán", sin forzar, como si quisieran provocar un gol rival para buscar otra vez la épica, la remontada. Cuando te acostumbras a ganar con brechas y disparos en el cuerpo, como en San Petersburgo, no valoras las victorias de trámite. Precisamente esas victorias son las que dan los títulos, ya lo veremos. El Madrid no debió regalar ayer dos puntos a sus "amigos" pericos.
El primer gol del Español, llega después un par de minutos de toque del equipo catalán en el que los jugadores del Madrid, mal plantados en el campo y mal ajustados, corrían detrás del balón dos segundos tarde. Y ahí, Heinze (en el Bernabéu en Liga debe jugar Marcelo), al tratar de enmendar un trote previo con un sprint, no calculó bien la llegada al precipicio y se llevó por delante a Tamudo, que se encargó de no fallar. Una vez por debajo, el Madrid se puso a tocar algo más. Con un gris Van der Vaart, Diarra jugó un gran partido, recuperando y tocando con criterio, bien apoyado por De la Red. Ahí llegó el gol de Raúl que aprovechó un buen centro de Ramos para meter la cabeza, cuando todo el mundo miraba al penalty que le estaban haciendo a Van Nistelrooy.
Duró poco la calma porque en otro ajuste malo de la defensa, Luis García remató a placer ¡en el área pequeña!. Cuando ya estaba repartiendo los bocadillos, Raúl se inventó un tiro con la derecha al que Kameni no supo reaccionar y mantuvo al Madrid con esperanzas en el partido.
El segundo tiempo no dejó más que otra muestra de que hay árbitros que tienen más "bonus" que Raúl, y no precisamente por que se lo hayan ganado con su buen curriculum. No entraré en jugadas decisivas, en las que también se equivoca, pero hay veces en las que hace más daño el parar tanto el partido, no sancionar las pérdidas de tiempo, la actitud chulesca (mucha), las faltitas de contacto sólo en un sentido... eso saca a los jugadores del partido (cómo si ayer necesitaran ayuda para buscar excusas) y es difícil volver.
Creo que Schuster se equivocó al meter a Sneijder. Recién recuperado no le puedes sacar a resolver el partido, a meter el pie, a tirar la falta decisiva. Además, creo que De la Red estaba participando mucho en el juego. Yo hubiera quitado a Van Nistelrooy, pero claro, ahora es fácil.
Al que parece que se le están acabando las oportunidades es a Drenthe. Cierto que no ha jugado dos partidos seguidos de titular (le llegarán en la Copa), pero habría que darle un Valium antes de salir o los abonados del Primer Anfiteatro del Fondo acabarán llevando casco a los partidos...
Dos semanas sin fútbol y llega el Derbi! Ayer, los comentarios en los alrededores del campo apuntaban más a la revancha que se pueden tomar los indios después del ridículo en el Camp Nou, que a la confianza de volver a ganar en el Calderón. No creo que mi cuñado me vuelva a invitar este año, después de lo del pasado... espero que sí! y que sus vecinos de abono no se acuerden de mi...jeje

0 comentarios: