lunes, 22 de febrero de 2010

La generosidad de Cristiano

Se habla mucho, y no siempre bien, de Cristiano Ronaldo. Todo lo que hace vende periódicos y encabeza la sección de deportes de telediarios y programas de radio.
Cuando tiene arrebatos no muy deportivos se corre a criticarle y adjetivar su temperamento con la misma desproporción que se valoran sus golazos, regates y filigranas. Estas críticas, la mayoría acerca de su supuestamente carácter chulesco, son las que hacen que en cada campo se le silbe o se le insulte, cosa que no pasa con otras estrellas o entrenadores con un aura, creada mediáticamente, de no haber roto nunca un plato.
Del portugués hablan maravillas todos sus compañeros y rivales, es correcto y elegante en el noventa y nueve por ciento de sus declaraciones (como, por ejemplo, ayer al ser preguntado por Raúl)  y no entra en juegos que no sea hablar de fútbol. Se le intenta situar en fiestas, con mujeres, envidias de compañeros, pero no se le caza en ninguna y eso, tal y como está montado en tinglao hoy en día, parece que les duele a algunos.
La única realidad, desde mi percepción, es que Cristiano es un chico que vive por y para el fútbol, que se machaca físicamente para tener ese cuerpo de superatleta, que demuestra cada partido una competitividad y un ansia de victoria descomunales para alguien que ya lo ha demostrado todo y, precisamente por eso, me llama poderosamente la atención gestos como dejar a Kaká lanzar los penaltis para que vaya cogiendo confianza e incluso cuando el brasileño no está en el campo, si se lo pide Xabi Alonso, le deja también, sin problema y sin gesto aparente de todo eso que algunos le suponen.
Lo de la camiseta de apoyo a Madeira, pués más de lo mismo. No solo la camiseta, sino el partido que ya se ha ofrecido a jugar. Solo una objeción desde mi punto de vista... el jugador mejor pagado del mundo debería tener cerca algún asesor de imagen que se encargue, al menos, de serigrafiar siete letras en una camiseta para que el jugador no tenga que tirar de rotulador...

miércoles, 17 de febrero de 2010

La importancia de los mensajes

Ayer fue un día triste para los madridistas porque toda la ilusión de este año está concentrada en una fecha: 22 de mayo. Esa ilusión se traduce en recuperar el sitio perdido estos años en Europa y en el mundo. La Liga es un buen objetivo, pero la historia de este club no permite conformarse con eso.
(OJO: La ilusión se sigue llamando Real Madrid CF, por mucho que Florentino Pérez se quiera apropiar del término)

Es importante que, desde Florentino al último empleado del Club, se haga un repaso de la historia reciente y no tan reciente para saber lo que implica defender ese escudo y todo lo que hay detrás.

Sobre todo Pellegrini, quien no supo estar a la altura y, desde la alineación, mandó un mensaje equivocado. Con la inclusión de Diarra en el once se enviaron varios mensajes que se debieron entender algo parecido a lo siguiente:
  • Entrenador del Lyon: Perfecto, un jugador menos de creación chicos. Seguimos con el plan de cerrarnos atrás y salir a la contra. Cuando la tenga Diarra, defendéis a Xabi, Granero y Kaká y no la sabrán sacar. Por cierto, entonces Marcelo juega de lateral zurdo... Govou, entra todo el rato por esa banda que le vas a volver loco, no defiende una mierda, ok?
  • Govou: me voy a poner las botas esta noche. Con un poco de suerte, Florentino no se da cuenta que soy igual que Jazz, el amigo del prícipe de Bel Air y me ficha el año que viene...
  • Diarra: Joder qué marrón. Todo el año sin darme bola y va y me pone hoy, con lo que nos jugamos... Y encima hace un frío que pela... Cuando defendamos correré, pero a mí que no me la pasen en ataque que la lío. Ya sé, cuando tengamos el balón me pondré detrás de uno de ellos, como si estuviera marcado, y listo...
  • Xabi Alonso: Ahiválahostia,  me quito de encima al pesao del Lass y me encasquetan ahora al otro Diarra... ¿a quién se la paso yo ahora? Al niño que se cree veterano ni de coña y el brasileño flojeras menos, que no pone ni el cuerpo... Otro partido que me como el balón y tengo que pegar pelotazos buscando al portugués que es el único que corre... A ver si me sacan una amarilla y me libro del suplicio de la vuelta...
  • Kaká: Dios mío, que no me la pasen mucho hoy que ya no estoy para pegarme con estos franceses morenitos que corren mucho y meten fuerte el pie. Yo se la paso a CR9 que ha costado más que yo y justifico mi nula aportación. Total, queda mal que los periodistas me critiquen, con la carita de bueno que tengo y mi Balón de Oro del Pleistoceno...
  • CR9: Otro partido que tengo que resolver yo solito... y encima con el Pipita y su trote cochinero de compañero... si al menos pusieran al francés, me reía de él un rato, con lo cortico que es...
  • Guti: Mírales qué pringaos, pasando frío con los gabachos y yo aquí, de pelotis con los colegas... cuando  pueda pego otro taconacito, y directo al mundial. ¡Claro que sí!
Después del partido, golazo de Makoun mediante, los mensajes no han sido más halagüeños:
  • Valdano: (A ver qué me invento yo ahora para justificar que me lo llevo crudo y que me he gastado 250 millones en hacer una plantilla sin un creador de juego y sin lateral izquierdo... Es igual, me meto con Pellegrini que es colega y le cargo el muerto a él solito): "Llevamos mal resultado y una mala impresión"
  • Pellegrini: (La he cagao hasta el fondo... pero no iba a quitar a Diarra y reconocer mi error...) "El Lyon tiene un juego aéreo poderoso y Diarra nos ha ayudado mucho en esa faceta" Lo que confirma que el entrenador basó toda la táctica del partido en defender los 4 o 5 córners que nos pudiera hacer el Lyon, de los cuales Diarra despejó uno y en otro remató solo el jugador al que marcaba... y para ello descompensó todo el equipo y mutiló la zona de creación.
  • Florentino: Ya me ha vuelto a liar el Valdano, es tan cansino que con tal de que deje de hablar le digo que sí a todo y al final, mira, otro año haciendo el ridículo en Europa. Menuda bacalá me coló Berlusconi con el brasileño... hablaré con Inda para que saque en portada algún fichaje inventado esta semana y con Relaño para que le dé caña al Villarato y no se hable mucho del partido...
El caso es que, gracias a Dios, es solo un mal partido ante un equipo bien ordenado y que mantuvo la concentración. Tiene arreglo dentro de ¡un mes! en el Bernabeu... A ver si, para entonces, Pellegrini tiene un once tipo que juegue de memoria (sin Xabi ni Marcelo) y deja los experimentos para jugar con el Recre o el Xerez...

Foto: goal.com