martes, 11 de mayo de 2010

El caso Higuaín

Me interpela mi amigo @aemilusmg sobre el tema Higuaín. También en Twitter la gente está muy mosca, especialmente @charlydice o @Dani_Buyo, por citar algunos; ya se han creado los primeros hashtags: #noalaventadehiguain

Ya lo comenté en el segundo punto de mi último post.

No tengo una opinión muy definida al respecto, creo que era el último debate que esperaba a estas alturas. Sólo encuentro explicación en que los ignorantes de Valdano y Pardeza, para justificar su sueldo, tienen que  pegar golpes de timón con alguna excusa bien floreada aparentando ser geniales en sus planteamientos y pegándose una tras otra. Comenzaron con Del Bosque y siguen ahora con Robben, Sneijder y por último, Pellegrini e Higuaín.

Por otro lado, a Higuaín le quedan 3 años de contrato y al igual que los jugadores que juegan mal no piden que les bajen el sueldo, no entiendo por qué a los que mejoran el rendimiento hay que subírselo. Si Higuaín merece una subida, se me ocurren más de ocho o nueve que merecen una bajada de sueldo... Cuando le quede un año de contrato y siga a este nivel, adelante. Si se quiere ir antes: 150 kilos de cláusula. Por ello creo que también hay algo de globo sonda del entorno del jugador para forzar la renovación al alza.

Y, en la misma línea, creo que el Pipita se ha ganado seguir y merece tener un sueldo superior al actual en comparación con la mayoría de la plantilla, pero también creo que Agüero o Roonie son mejores delanteros que el argentino. Otra cosa es el precio que se pague por ellos y que luego finalmente rindan y sean jugadores para el Madrid (como Benzema). Por supuesto, sería una locura vender a Higuaín por 40 kilos y traer a otro delantero "estrella" por más de 60.

1 comentarios:

Dani Buyo dijo...

El problema con Higuaín, es que fue el propio club el que inició el tema de la renovación. Estoy de acuerdo en que quedándole 3 años de contrato no se puede andar revisando al alza -y nunca a la baja- cada temporada -algo parecido se hizo con Ramos-, pero si no estás seguro o no es el momento, no empieces algo que no puedas acabar.

Valdano ante los numerazos que presentaba Higuaín en puertas de la eliminatoria ante el Lyon -un gol cada 75 minutos- se quiso colgar la medalla de su renovación -ya que no lo fichó- e inició las conversaciones, tras el descalabro en Champions todo se ha parado. Llegados a este punto, si no lo renuevas es que estás intentando venderlo.

Consejo número 9999 al inepto Valdano: No empieces algo si no estás seguro de terminarlo.