miércoles, 25 de abril de 2012

Previa Real Madrid - Bayern

Cuando subo al Bernabéu en el ambiente se nota 
¡Adelante Real Madrid! 
Vas a ser campeón de Europa.


viernes, 20 de abril de 2012

Sobre los partidos homenaje en el Real Madrid

 
Ayer, al conocerse la noticia de que Raúl no iba a continuar en el Shalke04 la próxima temporada y la intención de su actual club de hacerle un partido homenaje y retirar su dorsal, los raulistas se avalanzaron sobre sus cuentas de Twitter para reprochar al Club que no hubiera retirado su dorsal y aún no le hubiera ofrecido un homenaje. Mostré mi postura en la citada red social y la vengo a reproducir a continuación:

  1. El RMadrid hará homenaje a Raúl cuando acabe su carrera.No tengo duda.Y me parece una garrulada que el Shalke retire su número.
  2. Si yo fuera un jugador histórico del Shalke,que imagino que los habrá,no me gustaría que retirasen el dorsal de alguien que ha jugado 2años
  3. El RMadrid no debe retirar camisetas porque la camiseta es mil veces más mítica que cualquiera que tenga el honor de vestirla.
  4. Antes el partido homenaje se conseguía por el criterio objetivo de temporadas jugadas. Debería seguir aplicándose.
  5. Partido homenaje a Raúl:sí,cuando se retire,por los años jugados.Retirada de camiseta:no,la de ningún jugador.
  6.  La retirada de camisetas,para el baloncesto.Imaginad un equipo sin 7, 10, 5, 9, 1...
Sinceramente, no tengo nada en contra de Raúl, bueno sí: que no se haya ido del Madrid sin cobrar los años que le quedaban de contrato íntegro, demostrando así ser un mercenario más y no un buen madridista como él presume y se le presupone, al igual que Guti y Michel Salgado. Zidane, sin ir más lejos, renunció a cobrar los años que le restaban, eso es clase y madridismo.

Simplemente, como digo en el tuit 4, creo que el club debe recuperar la tradición de ofrecer un partido homenaje a aquellos jugadores que hayan vestido la camiseta en un número significativo de partidos. Esto antes se cuidaba mucho más. El último partido homenaje que recuerdo fue el del Buitre en 2005, contra la Roma. Desde entonces las despedidas de grandes jugadores del club han sido bastante tristes, limitándose a un cambio en los minutos finales de su último partido en el que recibir la ovación del Bernabeu. Así, otros como Hierro no disfrutaron ni siquiera de ese reconocimiento y recientemente el gran Roberto Carlos hizo el saque de honor en un partido intrascendente de invierno con el Bernabeu medio vacío.

Partido homenaje a Raúl: sí
Retirada de camiseta: no

miércoles, 18 de abril de 2012

Procrastinación (Bayern 2-1 RealMadrid)

Menuda semanita de fútbol nos espera... no apta para madridistas tibios. El equipo parece sumido en una dinámica por la que se está dejando arrastrar como el mal estudiante que, sabiendo que llegan los exámenes, prefiere ponerse a ordenar un cuarto en el que la ropa sin recoger supera en varios kilos a la que hay guardada en los cajones y cuyo flexo de estudio crepita al encenderse como despertando de un letargo casi hibernal: procrastinación en Málaga, Villarreal, Valencia, inicio de partido contra el Sporting... y ayer en Múnich.


Parece como si necesitásemos la exigencia de lo heróico, como si ganar esta Liga por una diferencia de 10 puntos no llenase nuestras aspiraciones después de tanto tiempo con la cabeza debajo del "Hala"; cuando existe margen de error jugamos peor. El mejor partido del Madrid este año, sin duda, ha sido la vuelta de semifinal de Copa en el Camp Nou (cómo les fastidia a los culés que digamos Camp Nou en lugar de Nou Camp! jeje). Allí el equipo se quitó los grilletes y desató la velocidad y creatividad contenida por lo táctico. Aunque nos lo pida el cuerpo, cometeríamos un error de plantear así el partido de Liga. Eso es lo malo, que un empate sería un gran resultado, como ayer, y no veo al equipo capaz de aguantar los últimos diez últimos minutos de partido con el Barsa asediando el área sin que haya un despiste de algún defensa. En el segundo gol de ayer fallan TODOS, desde Coentrao hasta Casillas. Cargar las iras contra el portugués oxigenado no es sino un acto de mala fe al que ya nos tiene acostumbrados la jauría de pseudoperiodistas españoles.

Estoy ansioso por que llegue el partido del sábado (mi primo culé se casa a las 17h y a las 20h empieza el cóctel...no sé cómo lo voy a ver pero lo voy a ver seguro... y probablemente con el novio) en el que tendremos que demostrar nuestra verdadera medida. El del miércoles que viene lo veo más "fácil" ya que me recuerda a la eliminatoria de 2002 y sé que el Bernabéu va a vivir una noche como la de entonces. Ojalá juguemos ambos partidos como lo hicimos ayer entre el minuto 5 y su gol en el 16'. Aprobaremos estos dos exámenes... no sé si con nota, pero aprobaremos. Ya habrá tiempo de ir a por matrícula en los finales.


viernes, 20 de enero de 2012

¿Somos el Madrid?

Por diferentes motivos, tenía prácticamente abandonado el blog y volcada toda mi actividad cibernético-madrizdista en la cuenta de Twitter. Tras el partido de ayer necesito un mayor desahogo que el que pueda caber en 140 caracteres. No confío en que lo lean apenas unos cuantos despistados que lleguen hasta él por error, pero ahí lo dejo...

Desde hace tres años el Madridismo, yo incluido, está sufriendo una gran convulsión que confío en que no derive en transformación. Son solo tres años pero parece que ha pasado un siglo. La propaganda barcelonista se ha encargado de que parezca que este ciclo es y será eterno. Que no nos engañen, ¡ojo! que están apunto de hacerlo y del pasillo en el Bernabeu no hace tanto. Y no queda tanto para que el Madrid vuelva a ganar, estoy convencido.

No seré yo quien discuta que este FCBarcelona es un equipazo; ni el mérito de Guardiola de poner a todos esos bajitos juntos; ni que Messi es, actualmente, el mejor futbolista del Mundo pero, por favor, dejénme pensar diferente. Mi opinión es que cuando se está subido en una ola positiva (tsunami en este caso) todo es mucho más fácil. ¿O es que acaso si Cristiano jugase en el Barsa rodeado de Xavi, Iniesta y Fábregas no sería considerado el mejor jugador del mundo? No me cabe ninguna duda. Lo que no entiendo es qué tiene de malo ser el segundo mejor jugador del mundo. Ya me gustaría a mi ser el segundo mejor abogado del mundo... ¿O es que si Jesé o Joselu debutasen en este Barsa no se adaptarían de maravilla al equipo sin necesidad de formarse fuera? Lo mismo. ¿Alguien cree que si Guardiola perdiese partidos y estuviese cuestionado mantendría ese aura zen que le atribuyen los de alrededor de su campanario? El que diga lo contrario miente. Y en España todos los periodistas son oportunistas y mienten; sin excepción.

Lo que me dejó realmente preocupado del partido de ayer no es la alineación de Mourinho -él es el que conoce a los jugadores y estoy convencido de que pensaba que era la mejor, de hecho, si el partido hubiese terminado 1-0, los mismos que le critican estarían hoy encumbrándole-; ni siquiera me preocupa la caza de brujas que se ha organizado contra Pepe -no le justifico pero se están pasando veinte pueblos-; lo que realmente me preocupa es la nula reacción de los jugadores, entrenador y afición cuando el Barsa metió el segundo gol. Quedaban trece minutos y no vi a ningún jugador corriendo a recoger el balón de la red para sacar rápido de centro, ni siquiera gritándose entre ellos para pedir un último esfuerzo; Mourinho, ya sin cambios, veía más cerca el 1-3 que el 2-2 y prefirió no tocar la disposición del equipo pensando en la vuelta; pero es que esa misma sensación la tuvimos los 70.000 madridistas que estábamos en el campo. La derrota psicológica en este caso es mucho mayor.

Me fui del campo con la misma sensación que se deben ir los del Atleti cuando juegan con nosotros y seguro que los jugadores igual. "Hagamos lo que hagamos, nos acaban ganando". "Queremos once Juanitos" cantaban desde el Fondo Sur en los minutos finales. Seguro que Juan hubiera corrido a llevar ese balón rápido al centro, también Hierro, Camacho, Pirri, Zoco...hasta Raúl (creía que ya no le iba a echar de menos desde su marcha).

Llegando a casa la moral estaba por los suelos. Al día siguiente el panorama no fue mucho mejor por los artículos, tertulias y comentarios de los pseudoperiodistas habituales que aprovechan el tropiezo para cobrar cuentas pendientes con Mourinho y algunos jugadores. Twitter era lo único que lograba consolar, aunque sea porque allí -en la barra del bar tecnológica- los madridistas de a pie al menos conseguíamos desahogarnos... Por la tarde encontré este artículo, el único objetivo, valiente y que decía lo que llevaba buscando durante todo el día: algo de esperanza a lo que aferrarme. Y hoy las palabras del gran Zizou.

Me niego a pensar que mi Madrid ya ha entregado la eliminatoria. Me niego a pensar que algún jugador puede salir al Camp Nou con esa camiseta y no dejar hasta la última gota de sudor. Quiero pensar que los que jueguen están convencidos de que se puede remontar, pero necesito algo, una señal, una declaración, un gesto...