martes, 17 de septiembre de 2013

La Residencia


Ayer, aprovechando la invitación del Club a los socios representantes, tuve la oportunidad de visitar el nuevo hotel de concentración que para la primera plantilla se ha construido en la Ciudad Deportiva. 

Y digo hotel de concentración, porque cuando a uno le invitan a la inauguración de una "Residencia" lo primero que se le viene a la cabeza son ancianos en zapatillas y chaqueta de lana a cuadros, sentados en un sofá mano sobre mano y mirando al suelo esperando que San Pedro tenga a bien acordarse de ellos lo más pronto posible... Lo que con mucho gusto y sobriedad se ha construido en Valdebebas es un muy buen ejemplo de instalación hotelera (gestionada por Meliá, por cierto) adaptada a las necesidades de un club de fútbol de primer nivel. Sería bueno que se buscase un nombre intermedio entre residencia y hotel para definir la instalación, una votación entre los socios nos llevaría a algún nombre provinciano similar a "La Masía" por lo que creo que la mejor opción sería aprovechar las bajas de Marcelo y Coentrao, encerrarles en una habitación sin ventanas y repleta de Marlboros y Bacardís y que no saliesen hasta que tengan la propuesta definitiva.

La visita, guiada por una simpática azafata, comenzó  recorriendo los campos de entrenamiento de las categorías inferiores. Mencionó que aquella cuesta empinada que había que subir se debía a la "Teoría aspiracional del Club" por la cual los campos e instalaciones de la primera plantilla están arriba del todo y los chavales deben ir "subiendo etapas", es decir, tramos de la cuesta hasta llegar al primer equipo. Mi sensación es que, simplemente, el terreno ha obligado a que la distribución sea esa y algún marketiniano niano de los que rodean a Florentino se ha inventado esa excusa porque no creo que a nadie se le ocurra ponerse a meter tierra a un terreno llano para hacer una "cuesta aspiracional".


Al final de la cuesta estaba el TEC, que no pudimos visitar, y, más adelante, llegamos al "Parking Audi". Fue una de las anécdotas que más me llamó la atención de la visita: como todos sabemos Audi es uno de los principales "paganos" del equipo y cada año regalar un coche de gama alta a los jugadores de cuerpo técnico para venderse como "Coche oficial del RMCF". Entiendo que esto incluye un compromiso de uso de los vehículos por parte de los jugadores, al menos, en desplazamientos oficiales del equipo, como es ir a entrenar o a una concentración. Pues pese a eso, a muchos de nuestros jugadores les debe parecer poca cosa el regalito y habitualmente llegan a entrenar en deportivos de cualquier marca menos la alemana que pone la pasta. Con mucha razón e, imagino que hartos de poner la pasta y ver imágenes de jugadores llegando a entrenar en Porsches y Mercedes, los señores de Audi han solicitado que el parking más cercano a "La Residencia" solamente se puedan aparcar coches de su marca y aquel que llegue en un coche diferente tendrá que aparcar en un parking adyacente y darse un paseito (50 metros más), tampoco una exageración, pero me parece una buena medida a la hora de cuidar a quien te pone la pasta.

Una vez dentro y próximo a la recepción llegamos a la "Zona de convivencia". En esta zona disponen de todo con lo que soñamos cualquier varón de entre 12 y 65 años: zona común para tomar un aperitivo, copita (en su caso, zumito, sic...), jugar a las cartas, Macs Pro para conectarse a Internet, salón de cine para 40 personas (diferente a la sala donde hacen las charlas técnicas), y una espectacular zona de juegos con consola (en la que aún se exhibía un juego en el que aparece Kakà con nuestra camiseta..¡qué yuyu!), billar, ping pong, futbolín y no sé cuántas pijadas más... yo me hacía allí 7 pretemporadas seguidas sin problema, incluso con Capello de entrenador...


 
 

La piscina/balneario también es una pasada. Me llamó la atención que tiene diferentes niveles de profundidad muy marcados de cara, supongo, a poder realizar diferentes ejercicios de recuperación de lesiones.

Cuando ya subimos a las habitaciones nos pidieron no hacer fotos dentro de las mismas pero la verdad es que me llamaron gratamente la atención. Dentro de que es una habitación individual en la que no falta detalle (dos tv, hidromasaje + ducha, cama king size, acceso mediante huella digital...) me parecieron incluso pequeñas para lo que me esperaba. Todas ellas disponen de una terracita que comparten con la habitación de al lado e imagino que priorizaron eso a dar más metros a las suites, pero el resultado la verdad es que es muy elegante y acogedor.

 Vista desde la terraza de una de las habitaciones.

Del resto, poco más que destacar, pasamos por el comedor y una de las terrazas en la que alguna vez se vio hacer barbacoas al equipo el año pasado y regresamos al punto de inicio para la despedida.


Como anécdota final, comentar que aún se ve desde la carretera de acceso a la Ciudad Deportiva el esperpento que comenzó a construir Ramón Calderón sobre suelo deportivo, siendo paralizado y tirando a la basura 2,5 millones de euros... (enlace a la noticia)
 Construción de Ramón Caderón paralizada por no tener licencia



0 comentarios: